manchas dientes

Las manchas de los dientes son una de las consultas más frecuentes entre los y las pacientes, ya que acostumbran a aparecer con el paso de los años. En la mayoría de los casos, aunque también existen causas intrínsecas, las manchas dentales son extrínsecas. Es decir, que están relacionadas con la alimentación, como el consumo excesivo de té, café o vino, y algunos malos hábitos, como la higiene bucodental deficiente y el tabaco.

Cada caso, sin embargo, es diferente y, por lo tanto, cada tratamiento odontológico se realiza de forma personalizada, en función de la causa concreta de las manchas y de las necesidades específicas de cada paciente.

En este artículo, desde nuestra clínica dental en Alcobendas, te explicamos cómo podemos eliminar las manchas de los dientes y qué tratamientos son los más adecuados para ello.

Manchas superficiales de los dientes

La mayoría de ellas, como decimos, están provocadas por el café, el tabaco o una mala higiene bucodental. En muchas ocasiones, para eliminarlas, puede bastar con una higiene dental profesional. En todo caso, recomendamos realizarse este tratamiento, como mínimo, una vez al año. Además de mejorar el aspecto de la sonrisa, la eliminación de la placa bacteriana y el sarro de la boca previene el desarrollo de patologías periodontales, es decir, de la gingivitis y la periodontitis.

Dientes amarillentos

Puede que, en ciertos casos, haya dientes más amarillentos que otros, debido a ese paso del tiempo, a la higiene deficiente o al tabaco. En estos casos, además, también podemos optar por un blanqueamiento dental después de la higiene. En Smile Me, con el sistema Philips Zoom podemos reducir varios tonos del color del esmalte en una única sesión.

Manchas provocadas por dientes oscuros o sin vitalidad

En ocasiones, el oscurecimiento de un diente puede deberse a una endodoncia o tratamiento de conductos previo. En estos casos, el blanqueamiento dental externo no nos permite blanquearlo, por lo que debemos realizar un blanqueamiento interno.

Para ello, colocamos un producto blanqueador en el interior del diente y volvemos a sellarlo con una obturación provisional. Pasada una semana, comprobamos los resultados y, si son los adecuados, sellamos y reconstruimos la pieza de nuevo.

En todos los casos, además, después del blanqueamiento, si el o la paciente no se siente cómodo con su sonrisa y quiere mejorarla, podemos realizar un tratamiento estético con carillas First Fit. Con ellas, no solo podemos cambiar el color del esmalte, sino, además, corregir pequeñas anomalías relacionadas con la forma, el tamaño o la disposición de los dientes.

 

En Smile Me, somos expertos en tratamientos de estética dental y en diseño digital de la sonrisa, con los que devolvemos la blancura a la sonrisa de nuestros y nuestras pacientes. Y tú, ¿ya estás preparado para este verano?

Puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfono 91 613 98 52 / 650 919 900 o a través del formulario de nuestra página web.