Entradas

Podemos llegar a pensar que, para tener una dentición fuerte, bonita y saludable, es necesario recurrir a trabajos dentales arduos y de larga duración. Sin embargo, dependiendo de tu diagnóstico, la realidad podría ser otra. Hay numerosas patologías y problemas que se resuelven con tratamientos sencillos en una sola sesión. ¿No es genial? Desde Smile Me, tu clínica dental de confianza en Alcobendas, te contamos cuáles son algunas de las soluciones odontológicas con las que obtendrás un cambio estético y funcional muy beneficioso para tu salud general. ¡Vamos a ello!

 

Cambios significativos con trabajos dentales poco invasivos

Conoce cómo algunos de nuestros tratamientos dentales en Alcobendas te ayudarán a sonreír con mayor confianza y salud. ¡Te los resumimos a continuación!

Reconstrucciones de composite estético

Es una solución restauradora muy importante que permite recuperar la anatomía de una pieza cuando esta ha perdido un fragmento, bien sea por enfermedad o por traumatismos. Las reconstrucciones no solo hacen que el diente luzca estético, también le devuelven una cantidad de tejido imprescindible, sin la cual no podría ejecutar sus funciones con normalidad.

Higiene bucodental profesional

En una sola sesión, puedes conseguir una sonrisa mucho más higiénica, libre de acumulación de bacterias y sin restos de placa y alimentos.

Este tratamiento también marca la diferencia para tus encías al protegerte de enfermedades como la gingivitis, la periodontitis y, por tanto, también de una posible caída de piezas dentales.

Además, también aporta al esmalte un aspecto más limpio, sano y estético. ¡Todo ventajas!

Tratamiento de caries incipientes

Se aplica para tratar caries en etapa inicial y evitar su desarrollo. Funciona preservando la estructura dental mediante técnicas y productos que previenen el avance de las bacterias y fomentan la remineralización de la pieza.

La aplicación de fluoruro y el uso de selladores dentales son dos de las soluciones más recomendadas.

Limar los bordes incisales

Es un tipo de contorneado estético que te ayuda a armonizar tu sonrisa de forma rápida. Consiste en la nivelación de los bordes de las piezas dentales, las cuales suelen presentar formas irregulares, debido al desgaste rutinario. Se suele realizar principalmente en los incisivos superiores, a través de herramientas especiales muy seguras para la boca.

Su objetivo es principalmente estético, pero también puede colaborar con el bienestar del paciente al rebajar protuberancias que causan dolor o eliminar diferencias de altura exageradas entre piezas que complican la mordida.

Corregir la posición de un solo diente

No solo te ayudará a lucir una dentadura más uniforme y ordenada. Corregir la posición de un solo diente también puede traer alivios funcionales que le permiten a la pieza participar correctamente en los procesos de masticación o en la mordida.

Además, dependiendo del ángulo o zona en la que se encuentre el diente, esta corrección podría ayudarte a prevenir lesiones, dolor o rozaduras en la parte interna de las mejillas, los labios y la lengua.

Blanqueamiento dental en clínica

Dura aproximadamente 1 hora y ofrece cambios significativos en la apariencia de la dentadura. Al eliminar las sustancias que provocan la tinción dental, nos ayuda a lucir una sonrisa más blanca e iluminada, un beneficio que fortalece la autoestima y nuestra seguridad ante diversos retos sociales, personales o laborales.

 

 

Como ves, tener una sonrisa sana no tiene que ser abrumador. Si te interesa cuidar tu ella con soluciones sencillas paso a paso, pide cita en Clínica Dental Smile Me y disfruta de revisiones detalladas que te indicarán con precisión cómo mejorar la apariencia y salud tu boca.

Queridos niños, soy el Ratoncito Pérez:

Desde hace algunos días, estoy recibiendo muchas llamadas de vuestras mamás y vuestros papás. Están preocupados, porque a algunos se os ha caído un dientecito, pero no han tenido noticias de mí. Me han dicho que estáis un poco tristes y pensáis que me he olvidado de vosotros, ¡pero no es así! Yo siempre os tengo presentes y quiero que estéis contentos y que sonriáis mucho.

Hasta hace unas noches, he estado recorriendo las casas de los niños, recogiendo sus dientes y dejándoles un regalo debajo de la almohada. ¿Me guardáis un secreto? Aunque tengo algunos pasillos mágicos para poder llegar a tiempo a vuestras casas, a veces tengo que salir a la calle. Pero, ahora, yo tampoco puedo hacerlo. Seguro que mamá y papá ya os han explicado que tenemos que quedarnos en casa unas semanas más. ¡Pero no quiero que os preocupéis! La Señora Pérez me está ayudando a apuntar en una lista a todos los niños que tengo que visitar. No voy a olvidarme de ninguno, porque sé que me queréis tanto como yo a vosotros. De momento, les he dejado instrucciones a mamá y a papá para que guarden el diente como un tesoro y, en mi nombre, os dejen un pequeño regalito. ¡Pero solo es un anticipo!

Tenemos que hacer un trato, ¿vale? Tenemos que quedarnos en casa, vosotros con papá y mamá, y yo con la Señora Pérez, hasta que los mayores nos digan cuándo podemos salir a la calle otra vez. A veces es un rollo, pero lo hacen para cuidar de nosotros. Así que no quiero que estéis tristes, porque solo van a ser unas semanas más. Después, podremos volver al cole, jugar con nuestros amigos, ir al cine, salir con la bici y correr, saltar y disfrutar mucho. Ahora, nos tenemos que quedar en casa, pero también podemos hacer muchas cosas en ella. Jugar, leer, pintar… ¿Por qué no me hacéis un dibujo? ¡Me encantan vuestros dibujos! La Señora Pérez y yo tenemos mucho trabajo y estamos pensando en muchas sorpresas para vosotros. ¡Qué ganas tengo de que podáis verlas!

Sé que siempre intentáis ser buenos y que también estáis cuidando muy bien de papá y de mamá. No olvidéis llamar a los abuelos y cuidar de vuestros mejores amigos, que os quieren muchísimo. Ah, ¡y no olvidéis cepillar vuestros dientes caaada día!

¡Lo estáis haciendo genial! Estoy muy contento y orgulloso de todos vosotros. Muy pronto, volveréis a tener noticias mías.

 

Ratoncito Pérez.