Entradas

Queridos niños, soy el Ratoncito Pérez:

Desde hace algunos días, estoy recibiendo muchas llamadas de vuestras mamás y vuestros papás. Están preocupados, porque a algunos se os ha caído un dientecito, pero no han tenido noticias de mí. Me han dicho que estáis un poco tristes y pensáis que me he olvidado de vosotros, ¡pero no es así! Yo siempre os tengo presentes y quiero que estéis contentos y que sonriáis mucho.

Hasta hace unas noches, he estado recorriendo las casas de los niños, recogiendo sus dientes y dejándoles un regalo debajo de la almohada. ¿Me guardáis un secreto? Aunque tengo algunos pasillos mágicos para poder llegar a tiempo a vuestras casas, a veces tengo que salir a la calle. Pero, ahora, yo tampoco puedo hacerlo. Seguro que mamá y papá ya os han explicado que tenemos que quedarnos en casa unas semanas más. ¡Pero no quiero que os preocupéis! La Señora Pérez me está ayudando a apuntar en una lista a todos los niños que tengo que visitar. No voy a olvidarme de ninguno, porque sé que me queréis tanto como yo a vosotros. De momento, les he dejado instrucciones a mamá y a papá para que guarden el diente como un tesoro y, en mi nombre, os dejen un pequeño regalito. ¡Pero solo es un anticipo!

Tenemos que hacer un trato, ¿vale? Tenemos que quedarnos en casa, vosotros con papá y mamá, y yo con la Señora Pérez, hasta que los mayores nos digan cuándo podemos salir a la calle otra vez. A veces es un rollo, pero lo hacen para cuidar de nosotros. Así que no quiero que estéis tristes, porque solo van a ser unas semanas más. Después, podremos volver al cole, jugar con nuestros amigos, ir al cine, salir con la bici y correr, saltar y disfrutar mucho. Ahora, nos tenemos que quedar en casa, pero también podemos hacer muchas cosas en ella. Jugar, leer, pintar… ¿Por qué no me hacéis un dibujo? ¡Me encantan vuestros dibujos! La Señora Pérez y yo tenemos mucho trabajo y estamos pensando en muchas sorpresas para vosotros. ¡Qué ganas tengo de que podáis verlas!

Sé que siempre intentáis ser buenos y que también estáis cuidando muy bien de papá y de mamá. No olvidéis llamar a los abuelos y cuidar de vuestros mejores amigos, que os quieren muchísimo. Ah, ¡y no olvidéis cepillar vuestros dientes caaada día!

¡Lo estáis haciendo genial! Estoy muy contento y orgulloso de todos vosotros. Muy pronto, volveréis a tener noticias mías.

 

Ratoncito Pérez.