Entradas

Desde los años 90 hasta la fecha, la incidencia de la obesidad infantil se ha duplicado a nivel mundial, especialmente en Estados Unidos y Europa. De hecho, según los datos que proporciona la Sociedad Española de Odontopediatría, España se ha convertido en el cuarto país europeo con la mayor tasa de niños con sobrepeso, con una incidencia de un 16’1% entre los menores de 6 a 12 años. ¿Sabías que la obesidad infantil también puede afectar al estado de su salud bucodental?

El sedentarismo y el consumo excesivo de alimentos con un alto contenido de grasas, carbohidratos y, especialmente, azúcar son dos de las causas principales de este problema. No obstante, aparte de los malos hábitos adquiridos, los factores sociales, fisiológicos, genéticos y metabólicos también influyen en esta situación, que, sin duda, puede afectar al estado de los dientes y las encías.

Desde nuestra clínica dental en Alcobendas, te ofrecemos algunas recomendaciones para prevenir la obesidad infantil y que nuestros peques puedan crecer sanos, fuertes y con una sonrisa.

¿Cuáles son las consecuencias de la obesidad a nivel bucodental?

A nivel bucodental, una dieta poco equilibrada, rica en grasas, azúcar y carbohidratos, está estrechamente relacionada con el desarrollo de la caries. Esta patología, según los datos del Consejo General de Colegios de Dentistas de España afecta hasta a un 31% de los menores de 6 años en nuestro país.

Para que la caries aparezca y se desarrolle, se necesita un medio oral ácido. Por lo tanto, todos los alimentos y bebidas con un pH ácido, como los caramelos, los refrescos carbonatados, los zumos embotellados con azúcares añadidos, la bollería, etc., pueden acabar dañando los dientes de los más pequeños. Especialmente, si, además, no existe una higiene bucodental adecuada y, en general, unos buenos hábitos.

La prevención es clave para reducir la incidencia de esta patología tan extendida entre los niños. No obstante, es fundamental que, en caso de que aparezca, esta sea detectada y tratada de forma precoz por el dentista. Para ello, se recomienda que los peques visiten al odontopediatra desde la primera infancia. En otros casos, asimismo, si el niño o la niña presenta tendencia a desarrollar caries, podremos realizar tratamientos preventivos como la aplicación de flúor y el sellado de fisuras.

¿Cómo podemos evitar la obesidad infantil y mejorar su salud bucodental y general?

Ayuda a tus hijos a que, desde pequeños, adquieran consciencia sobre la importancia de una alimentación sana y variada. Modera el consumo de productos ricos en azúcares simples, como los dulces y los refrescos, y aumenta el de frutas, verduras y hortalizas. Al menos, cinco raciones al día. Una higiene bucodental adecuada, junto con una dieta equilibrada y las revisiones periódicas con el odontopediatra, ayudarán a que crezcan con una sonrisa sana y bonita.

Si tienes alguna duda con respecto a los tratamientos odontológicos infantiles o quieres pedirnos una cita, puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos 91 613 98 52 / 650 919 900 o a través del formulario de nuestra web.

 

La retracción de las encías es uno de los síntomas principales de la enfermedad periodontal avanzada, relacionada, generalmente, con una higiene bucodental deficiente y/o la ausencia de revisiones periódicas con el dentista. Con el paso del tiempo, y sin los tratamientos periodontales adecuados, la gingivitis, la inflamación y el enrojecimiento de las encías, puede convertirse en periodontitis. En estos casos, las encías se retraen y los dientes, progresivamente, se aflojan, ya que esta patología también afecta a los tejidos que les dan soporte. En última instancia, esta situación puede suponer la pérdida de los dientes afectados.

Por otra parte, los pacientes fumadores presentan un mayor riesgo de sufrir retracción de las encías. En este sentido, el tabaco afecta al sistema inmunitario, por lo que la enfermedad periodontal puede avanzar de forma más fácil.

¿Existen otros motivos por los que puede producirse la retracción de las encías?

Con menos frecuencia, la retracción de las encías también puede producirse como consecuencia de un cepillado agresivo de los dientes. El uso de cepillos de filamentos demasiado duros y/o la aplicación de una técnica de cepillado inadecuada, por lo tanto, también pueden provocar la abrasión y el daño de los tejidos gingivales.

Por último, un traumatismo dental, debido a un golpe fuerte o una caída, no solo puede suponer la fractura o la avulsión de una pieza dental, sino que también puede afectar a los tejidos gingivales y periodontales.

¿Qué tratamientos existen para las encías retraídas?

Las encías retraídas no solo son un problema de estética dental, sino que, en muchas ocasiones, apuntan a la presencia de una patología periodontal activa. En este sentido, en nuestro país se calcula que más de 8 millones de personas presentan algún tipo de afección periodontal. Por ello, después de una evaluación exhaustiva de la boca del paciente, en función del avance de la gingivitis o de la periodontitis, en nuestra clínica dental en Alcobendas realizamos diversos procedimientos.

En primer lugar, en los casos de que la enfermedad periodontal se encuentra en una etapa inicial, puede ser suficiente con una limpieza bucodental en profundidad o un raspado y alisado radicular. Con este último, eliminamos de forma mecánica la placa y el sarro supra y subgingival. En circunstancias más complejas, podemos valorar la opción de realizar una cirugía para reducir las bolsas periodontales.

Más tarde, para dar solución a la retracción de las encías, por lo general, podemos realizar dos procedimientos. Por una parte, el colgajo movilizado coronalmente, lo que popularmente se conoce como “estiramiento de encías”. En estos casos, cuando la encía lo permite, porque todavía mantiene sus papilas interdentarias, se realiza un estiramiento de los tejidos para cubrir la raíz del diente. Por otra parte, los microinjertos de encía. Para ellos, mediante una pequeña incisión, tomamos tejido del paladar, con el que se recubre la encía.

 

Para prevenir la retracción de las encías y la aparición de las enfermedades periodontales es fundamental mantener una higiene bucodental exhaustiva, haciendo uso del hilo dental y de los cepillos interproximales. Así, conseguimos eliminar la acumulación de placa de las zonas interdentales. De la misma manera, es aconsejable acudir al dentista de forma periódica, como mínimo, una vez al año.

Si, desde hace algún tiempo, sientes las encías inflamadas y enrojecidas, en Smile Me estaremos encantados de poder ayudarte. Si necesitas pedirnos una cita, puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos 916 139 852 / 650 919 900 o a través del formulario de nuestra página web.

Los implantes dentales son uno de los tratamientos odontológicos más demandados por los pacientes. Sin embargo, su éxito y duración dependen en gran medida del cuidado que se haga de ellos y, en este aspecto, la higiene bucodental juega un papel fundamental. En este artículo, desde nuestra clínica dental en Alcobendas, te ofrecemos algunos consejos para que la limpieza de tus implantes sea la idónea. Si quieres mantener tu boca en un estado óptimo, ¡sigue leyendo!

Consejos para una higiene bucodental adecuada

Como sabrás, los implantes dentales son dispositivos artificiales, normalmente fabricados con titanio biocompatible, que sustituyen a los dientes perdidos para devolverles su estética y funcionalidad.

Es un tratamiento dental muy rentable para el paciente, ya que, si su higiene es la adecuada, pueden durar muchos años. Estas son algunas de las claves más importantes de la limpieza en los implantes dentales:

  • La rutina de higiene debe ser más exigente que con los dientes naturales, limpiando con mayor profundidad.
  • Usa un cepillo de dientes y dentífricos específicos para implantes dentales. Puedes pedir a tu dentista que te recomiende alguno adecuado para tu caso en concreto.
  • Utiliza un cepillo interproximal para eliminar sin dificultad los restos que puedan quedar entre las piezas dentales.
  • Los irrigadores bucales pueden ser un gran complemento para la higiene de los implantes dentales, sobre todo en los casos de prótesis completas.
  • La técnica adecuada del cepillado incluye enjuagarse bien la boca antes de empezar, hacerlo durante al menos dos minutos y realizar el movimiento en pequeños círculos, también alrededor de la prótesis.

Somos expertos en implantes dentales en Alcobendas

Por supuesto, si tienes cualquier duda acerca de la higiene de tus implantes dentales, puedes preguntarnos sin compromiso, ya que en Smile Me somos expertos en tratamientos de Implantología Oral en Alcobendas.

Y en el caso de que creas que puedes necesitar implantes o quieras iniciar el tratamiento, no tardes en acudir a nosotros. Puedes pedirnos cita llamando al 916 139 852 o escribiéndonos a través del formulario de nuestra web. 

El síndrome de hipomineralización incisivo-molar (HIM) es una patología bucodental que se caracteriza por la desmineralización del esmalte de los primeros molares permanentes de los niños. Esta afección puede afectar a uno, dos, tres o los cuatro molares, pero, además, también puede hacerlo, en algunos casos, a los incisivos definitivos.

Este trastorno se manifiesta con la aparición de pequeñas manchas en estas piezas, que pueden variar de tonalidad, desde el blanco, pasando por el amarillo o el marrón. En todo caso, si esta afección no es detectada de forma precoz, el esmalte puede volverse frágil, provocando la fractura de los dientes durante la masticación. Ante esta situación, la dentina, la parte interna del diente, queda expuesta, por lo que el paciente puede experimentar una sensibilidad dental significativa. Además, favorece el avance rápido de la caries.

El síndrome de hipomineralización incisivo-molar es una de las alteraciones más comunes relacionadas con el desarrollo de la dentición permanente. Por ello, en este artículo, desde nuestra clínica dental en Alcobendas, te explicamos cuáles son las causas principales y el tratamiento de esta patología. De la misma manera, te ofrecemos algunas recomendaciones para prevenirla.

¿Cuáles son las causas principales del síndrome de hipomineralización incisivo-molar?

El origen de esta afección es desconocido, pero está asociado, por lo general, con algunos factores que influyen durante la etapa de calcificación del esmalte. Es decir, a lo largo del periodo que comprende desde antes del nacimiento hasta, aproximadamente, los cuatro años. Durante esta etapa, la calidad de la mineralización se ve afectada, por lo que los niños que sufren este problema tienen una mayor tendencia a desarrollar caries. Y, además, a que estas avancen de forma rápida.

Entre los factores de riesgo más significativos para que se produzca esta hipomineralización, se encuentran:

  • Causas prenatales, como los episodios de fiebre de la madre o las infecciones víricas durante el último mes de embarazo.
  • Circunstancias extraordinarias durante el nacimiento, como la prematuridad, el bajo peso al nacer o los partos prolongados.
  • Algunos problemas que suceden después del nacimiento, sobre todo durante el primer año de vida, como fiebres altas, complicaciones respiratorias y cardíacas, alteraciones del metabolismo, el uso de algunos medicamentos o la deficiencia de la vitamina D.

¿Cómo podemos tratar esta afección?

El tratamiento de esta afección depende, generalmente, de diversos aspectos, como la severidad de los defectos en la dentición o la edad del niño o de la niña. En cualquier caso, es importante llevar a cabo el diagnóstico de las lesiones producidas por la hipomineralización y, además, determinar el riesgo de caries.

Cuando los dientes presenten pérdida de esmalte y exposición de la dentina, se elabora un plan de tratamiento integral, que, en función de la situación, puede contar de diversos procedimientos:

  • Selladores de fisuras después de la erupción de los primeros molares permanentes.
  • Remineralización y desensibilización de las piezas dentales, utilizando barnices de flúor cada mes o cada tres meses.
  • Colocación de restauraciones, por ejemplo, con composite, si existen defectos importantes. De esta manera, evitamos una progresión de la destrucción del esmalte y un aumento del riesgo de caries.

En todo caso, es fundamental que los más peques adquieran, desde la infancia, unos buenos hábitos de higiene bucodental.

Recomendaciones para prevenir las consecuencias del síndrome de hipomineralización incisivo-molar

La detección precoz del síndrome de hipomineralización incisivo-molar es esencial para poder iniciar tratamientos preventivos que eviten la afectación del esmalte y la progresión de la caries.

Los más peques deben seguir una higiene bucodental exhaustiva con un dentífrico que contenga más de 1.000 ppm de flúor. Asimismo, el odontopediatra puede recomendar colutorios o productos que favorezcan la remineralización. De la misma manera, es importante reducir el consumo excesivo de productos edulcorados, como los zumos, los refrescos o la bollería.

 

En Smile Me, somos expertos en tratamientos de odontopediatría. Si necesitas más información al respecto o hacernos una visita, puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos 91 613 98 52 / 650 919 900 o a través del formulario de nuestra página web.

¡Por fin te has decidido a realizarte un tratamiento de implantes dentales! El siguiente paso es cuidarlos cada día para mantenerlos en perfectas condiciones y aumentar su durabilidad.

En este artículo te explicamos cómo hacerlo, de manera fácil y sencilla. ¡No te lo pierdas!

Cuidado de los implantes dentales

La higiene es lo primero

Al igual que sucede con los dientes naturales, mantener una higiene óptima te ayudará a conseguir una adecuada salud bucodental y prevenir la aparición de enfermedades. Por ello, recuerda que debes cepillar tus dientes, como mínimo, tres veces al día y utilizar siempre un complemento del cepillado, como hilo dental o cepillos interdentales, que te permita mantener limpios todos los rincones de tu dentición.  El colutorio o enjuague oral ayudará a maximizar la limpieza.

Acudir a revisiones de los implantes dentales

Como mínimo una vez al año es necesario que visites a tu dentista, para que compruebe que tus implantes se encuentran en condiciones óptimas. Vigilar que no haya ningún problema ampliará su durabilidad. Tu dentista resolverá cualquier duda que tengas y te dará consejos sobre el cuidado de los implantes dentales.

Cuida tu alimentación

Los implantes te permiten comer con normalidad, pero no descuides tu alimentación. Los alimentos muy duros podrían dañarlos, por lo que debes evitar su consumo. Además, es necesario que no tomes alcohol, ya que podrían favorecer la aparición de problemas bucodentales.

Di adiós al tabaco

La mayoría de los tratamientos de implantes dentales que fracasan se producen en casos de pacientes fumadores. Fumar implica una peor cicatrización de los tejidos, elevando la tasa de fracaso del procedimiento. Además, aumenta las probabilidades de desarrollar infecciones alrededor de los implantes, conocidas como periimplantitis.

Si buscas un experto en implantes dentales en Alcobendas, no dudes en venir a visitarnos. En nuestra clínica hemos ayudado a cientos de personas a sonreír, gracias a la gran experiencia de nuestro equipo y a la última tecnología odontológica. ¡Pide tu primera cita gratuita!

¿Has perdido uno o varios de tus dientes y quieres recuperar tu sonrisa de una manera segura y cómoda? Los tratamientos con implantes dentales te ayudarán a conseguirlo.

La pérdida dental no se produce de la misma forma en todos los pacientes. En Smile Me te ofrecemos distintos tipos de tratamientos de Implantología Oral, adaptados a tus necesidades.

¿Qué tratamiento de implantes dentales es recomendable en cada caso?

Implante unitario

Es una solución idónea para pacientes que han perdido un único diente. El implante se inserta en el hueso, haciendo de raíz, y es cubierto por una corona de porcelana que tiene una apariencia igual a la del resto de dientes naturales, por lo que nadie notará que la llevas.

Implantes dentales de carga inmediata All On Four

Este tratamiento hace posible recuperar tu sonrisa de forma inmediata, en una sola sesión. Además, se trata de una solución mínimamente invasiva, ya que permite reponer todos los dientes de una de tus arcadas con la colocación de solo 4 implantes. Estos se cubren con una prótesis provisional que cumple la función estética.

Puente fijo sobre implantes

Si has perdido tres o más dientes consecutivos, no siempre es necesario colocar el mismo número de implantes dentales. El puente fijo sobre implantes te da la posibilidad de reponer todas estas piezas insertando solo dos implantes, uno en cada extremo, que son cubiertos por una estructura de coronas unidas entre sí.

Prótesis fijas sobre implantes

Una alternativa más cómoda y duradera a las clásicas “dentaduras postizas”. Las prótesis fijas sobre implantes reponen los dientes de la arcada superior o inferior mediante la colocación de un número reducido de implantes.

¿Quieres que te asesoremos sin compromiso? Completa nuestro formulario online con tus datos de contacto y tu consulta, y te responderemos a la mayor brevedad. También puedes llamarnos al 916 139 852 o enviarnos un Whatsapp al 650 919 900.

¿Sabías que una salud bucodental óptima no solo depende del estado de los dientes, sino también del de las encías? De hecho, algunas de las patologías orales más frecuentes, entre ellas, la gingivitis y la periodontitis, están relacionadas con los tejidos gingivales. En este sentido, según los últimos datos disponibles, en el mundo, más de 750 millones de personas presentan una enfermedad periodontal. En España, uno de cada tres adultos también la padecen.

La higiene bucodental deficiente, el tabaco, una dieta desequilibrada, los cambios hormonales, el estrés, la predisposición genética o ciertas enfermedades que alteran el sistema inmune son algunos de los mayores factores de riesgo para la aparición de las patologías periodontales. Sin embargo, la acumulación de placa bacteriana en las zonas interdentales y en la base de las encías debido, generalmente, a una higiene insuficiente sigue siendo el principal motivo para su desarrollo.

En este artículo, desde nuestra clínica dental en Alcobendas, te explicamos qué es la enfermedad periodontal, qué tratamientos existen y, sobre todo, cómo podemos prevenirla.

¿Qué es la enfermedad periodontal?

La gingivitis, el primer estadio de la enfermedad periodontal, se caracteriza por la inflamación y el enrojecimiento de las encías. En ocasiones, además, el paciente puede experimentar sangrado durante el cepillado de los dientes. A pesar de lo que algunas personas siguen pensando, el sangrado de las encías no es habitual y, en todo caso, indica la existencia de una afección en la boca.

La gingivitis debe ser detectada y tratada de forma precoz por parte del dentista, ya que se trata de una enfermedad reversible. En caso de no hacerlo, puede evolucionar en periodontitis, momento en el que, además de las encías, se produce un daño progresivo e irreversible de los tejidos que rodean, protegen y dan soporte a los dientes. En última instancia, si la periodontitis no es tratada, puede incluso suponer la pérdida de las piezas dentales afectadas.

¿Qué tratamientos existen para solventar la enfermedad periodontal?

La Periodoncia es el área de la Odontología que se encarga de la prevención y de los tratamientos relacionados con las encías, el hueso alveolar, el ligamento periodontal y el cemento radicular. De esta manera, el periodoncista es el experto que se encarga de llevar a cabo los tratamientos para mantener estos tejidos sanos.

En función del avance de la enfermedad periodontal y del estado de la boca, los tratamientos periodontales pueden ser de limpieza o quirúrgicos. Entre los primeros, cuando la gingivitis o la periodontitis aún no es muy grave, lo más frecuente es realizar un raspado y alisado radicular para eliminar de forma mecánica la placa y el sarro supragingival y subgingival. Además, gracias a este tratamiento, se alisa la superficie de las raíces dentales, evitando o reduciendo una mayor acumulación de bacterias.

Entre los segundos, cuando la periodontitis se encuentra avanzada, el dentista puede valorar una cirugía para reducir las bolsas periodontales. Asimismo, también se pueden realizar injertos de tejidos blandos, cuando existe retracción gingival, injertos de hueso o regeneración tisular guiada, en los casos en los que se haya producido un daño significativo del hueso.

Por otro lado, los pacientes periodontales, además de mantener una higiene bucodental exhaustiva, deben visitar al dentista de forma regular.

Consejos para unas encías sanas

Además de cepillar los dientes después de cada comida, para lucir una sonrisa sana y unas encías rosadas, es fundamental hacer uso del hilo dental y de los cepillos interproximales diariamente. Gracias a ellos, conseguimos una limpieza profunda de las zonas interdentales. En ellas, tiende a acumularse la placa bacteriana, sin duda, una de las principales causas de la enfermedad periodontal.

Asimismo, es conveniente visitar a tu dentista, como mínimo, una vez al año. De esta manera, podremos detectar y tratar de forma precoz cualquier afección relacionada con las encías.

 

Si necesitas pedirnos una cita, puedes ponerte en contacto con nosotros llamando a los teléfonos 916 139 852 y 650 919 900 o a través del formulario de nuestra página web.

Los dentistas y los higienistas dentales somos profesionales sanitarios que, durante el diagnóstico y los tratamientos odontológicos, siempre hemos velado por la seguridad de nuestros pacientes y nuestro equipo. Por ello, para nosotros, siempre ha sido fundamental una higiene, desinfección y esterilización adecuada del instrumental, de los espacios de la clínica y de las superficies en contacto con los pacientes y los miembros del equipo. La odontología es nuestra pasión, y en Smile Me trabajamos por y para cuidar de tu salud bucodental con todas las garantías. Actualmente, debido a la propagación de la COVID-19, hemos reforzado el protocolo de protección, desinfección y esterilización que ya aplicamos, para, de esta manera, evitar posibles contagios dentro de nuestras instalaciones.

Para ello, seguimos las recomendaciones y las indicaciones del Consejo General de Colegios de Dentistas de España y del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Podemos asegurar que nuestra clínica dental en Alcobendas es un lugar seguro. Con la Dra. Lucía Mourín a la cabeza, nuestro equipo médico se encuentra capacitado y formado para seguir las nuevas medidas que estamos aplicando. Así, podremos garantizar la seguridad de todos.

Medidas ante la COVID-19

  • Todos nuestros profesionales utilizan equipos de protección individual (EPI’s) durante la atención a los pacientes: mascarillas, guantes, protección ocular, gorro, ropa de protección, etc. De esta manera, evitamos que se produzca un posible contagio bidireccional, tanto del paciente al sanitario como viceversa.
  • Hemos reforzado todas las medidas y los protocolos de higiene.
  • Desinfectamos nuestras instalaciones mediante un sistema de ozono.
  • Semanalmente, realizamos test de COVID-19 a los miembros de nuestro equipo.
  • Trabajamos mediante cita previa. De esta manera, conseguimos ordenarlas para intentar que los pacientes solo tengan contacto con el personal de la clínica.
  • Al pedirnos cita por vía telefónica, te realizaremos un pequeño cuestionario para evitar posibles contagios. Asimismo, te daremos indicaciones sobre cómo y cuándo tienes que acudir a la visita.
  • Hemos reorganizado la sala de espera para mantener la distancia interpersonal recomendada de 2 metros.
  • Empleamos sistemas de aspiración reforzada para absorber los aerosoles que se producen durante los tratamientos odontológicos.

Por el momento, y hasta nuevo aviso, seguiremos atendiendo urgencias dentales en nuestros teléfonos habituales: 91 613 98 52 y 650 919 900. Todo el equipo de Smile Me, seguimos a vuestro lado y estamos más preparados que nunca para ayudaros a sonreír.

 

¿Cuántos días llevamos ya confinados en casa? Son tantos que, probablemente, ni nos acordamos de todos ellos. Pero de lo que sí somos conscientes es de cómo esta situación, provocada por la propagación de la COVID-19, nos afecta en nuestro día a día. Pasamos muchas horas entre cuatro paredes, atendiendo a nuestros peques, en algunos casos, teletrabajando, pendientes de nuestros familiares, de nuestros amigos, de ir a la compra, de las medidas de prevención, de todo, y de más. Y, al final, es normal que esta situación pueda llegar a afectarnos a nivel físico y mental. Ante estas circunstancias, aunque a veces nos cueste, es importante que mantengamos nuestras rutinas diarias. Y, por supuesto, aquellas relacionadas con la higiene oral.

Además, debemos ser, en todo caso, un ejemplo para nuestros peques. El confinamiento, en este sentido, nos puede ayudar a que adquieran unos hábitos saludables, tanto alimenticios como higiénicos. ¿Quién ha dicho, además, que el cepillado de los dientes tiene que ser aburrido?

En este artículo, desde nuestra clínica dental en Alcobendas, te explicamos por qué la higiene bucodental es tan importante durante la infancia y te ofrecemos algunos consejos que deberías tener en cuenta a la hora de ayudarlos con el cepillado de sus dientes. ¡Vamos allá!

¿Por qué la higiene oral es tan importante durante la infancia?

No, las afecciones bucodentales, como la caries o la gingivitis, no son solo propias de la edad adulta, sino que nuestros peques también pueden padecerlas. De hecho, la caries es el proceso infeccioso más frecuente durante la infancia, estimándose, según los datos del Consejo General de Colegios de Dentistas de España y la Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP), que el 31% de los menores de 6 años presentan caries en uno o varios de sus dientes. De la misma manera, hasta el 75% de los niños con edad inferior a los 3 años no ha visitado al odontopediatra en ninguna ocasión.

La aparición de la caries depende de varios factores, como, por ejemplo, una higiene bucodental deficiente o insuficiente, la ausencia de aporte de flúor, la transmisión de bacterias de la saliva materna, una dieta poco equilibrada, el consumo excesivo de alimentos ricos en azúcar o la visita tardía al odontopediatra. Sin embargo, por lo general, la caries puede ser prevenida, de la misma manera que otras enfermedades orales, mediante una limpieza adecuada de los dientes y las encías.

¿Por qué es importante mantener sanos los dientes de leche?

Algunos padres y algunas madres todavía siguen pensando que el cuidado de los dientes de leche no es tan importante como el de los definitivos, precisamente, porque son temporales. Pero, sin embargo:

  • Una boca sana durante la infancia está estrechamente vinculada con una buena salud bucodental durante la edad adulta.
  • Los dientes de leche cumplen varias funciones, entre ellas, la de la masticación, la deglución y el habla. Además, las piezas temporales guardan el espacio para los dientes permanentes.
  • Si existe un proceso infeccioso en los dientes de leche, los dientes definitivos pueden verse afectados.
  • La caries en las piezas temporales puede provocar dolor intenso, una disminución del desarrollo físico, un mayor índice de caries en los dientes permanentes, así como la afectación de estos en cuanto a su erupción, su forma o su posición en la arcada.

¿Por qué debemos utilizar flúor? ¿Cuánta cantidad es necesaria para la higiene oral?

Durante la infancia, el cepillado de los dientes debe realizarse con una pasta de dientes fluorada. La concentración de este mineral, sin embargo, dependerá del estado de la boca de nuestro peque, así como de su edad.

La aplicación tópica de flúor mediante pastas de dientes permite la remineralización de las piezas dentales y la prevención frente al desarrollo de la caries. Cualquier dentífrico, ya sea para niños o adultos, debería contener entre 1.100 y 1.450 ppm de flúor. En este sentido, durante la infancia, es importante utilizar una dosis adecuada de pasta de dientes. El equivalente a un grano de arroz en niños de hasta 3 años y a un guisante a partir de esa edad. Cumplidos los 6 años, la concentración de flúor puede variar desde los 1.450 a los 5.000 ppm, en función del riesgo de padecer caries y de la prescripción del odontopediatra.

¿Cuándo se debe iniciar la higiene oral infantil?

  • Desde el nacimiento, aunque aún no hayan aparecido los primeros dientes, limpia sus encías, al menos, una vez al día con una gasa húmeda o un dedal de silicona.
  • Es importante que nuestros peques empiecen a familiarizarse con la higiene de la cavidad oral desde sus primeros meses de vida.
  • Con la erupción del primer diente de leche, sobre los 6 meses, se aconseja iniciar el cepillado de las piezas que irán apareciendo. En estos casos, puedes utilizar un dedal de silicona o un cepillo de dientes infantil.
  • Hasta los 8-10 años, es conveniente que un adulto supervise el cepillado de los dientes de nuestros hijos. Además de durar, al menos, dos minutos, debe realizarse siguiendo la técnica recomendada por el odontopediatra.
  • Una vez finalizado, es importante que escupan los restos de pasta, pero, sin embargo, no deben enjuagar la boca con agua.

Por otra parte, no se deben compartir los utensilios de los más peques, ni limpiar los chupetes o los biberones con saliva, ni enfriar su comida soplando directamente sobre ella, ya que, de esta manera, podrían adquirir las bacterias cariogénicas de nuestra saliva.

Una higiene bucodental adecuada, junto a una dieta sana y las visitas frecuentes al odontopediatra permitirán que crezcan con una sonrisa sana. Recuerda, además, que deben iniciar sus visitas con el dentista durante su primer año de vida.

En cuanto podamos volver a la normalidad, en Smile Me estaremos encantados de poder atenderlos. De momentos, seguimos estando disponibles para urgencias dentales en los teléfonos 91 613 98 52 y 650 919 900.

El plasma rico en factores de crecimiento es una técnica que, aplicada en los tratamientos odontológicos, mejora y acelera el proceso de regeneración y reparación de los tejidos de la boca. Mediante la aplicación de una concentración de plasma de la sangre del propio paciente, ayudamos a que el desarrollo del hueso y de los tejidos sea más rápido, así como a que las heridas cicatricen mejor y con mayor celeridad.

Para este tipo de procedimiento, en nuestra clínica dental en Alcobendas recolectamos los factores de crecimiento del plasma mediante un proceso de centrifugado. Estos factores, por su parte, son proteínas producidas por el organismo de manera natural, que se encuentran formando parte del plasma y de las plaquetas. Así, intervienen en el proceso de regeneración de los tejidos dañados, acelerando y mejorando su reparación.

Para poder llevarlo a cabo, se extrae una pequeña cantidad de sangre del paciente, a la que se agrega un anticoagulante y cloruro cálcico para activar los factores de crecimiento. Más tarde, el plasma enriquecido resultante se aplica al paciente. Este tratamiento regenerativo, por lo tanto, es rápido, seguro, poco invasivo y biocompatible, ya que el plasma procede de cada persona. Además, el procedimiento no produce molestias ni requiere anestesia.

¿En qué tratamientos utilizamos el plasma rico en factores de crecimiento?

En Smile Me, por protocolo interno e independientemente de la edad del paciente, utilizamos el plasma rico en factores de crecimiento en diversos procedimientos:

  • Implantología Oral. La aplicación del plasma no solo se lleva a cabo en aquellos casos en los que el paciente presenta pérdida y reabsorción de las estructuras óseas de los maxilares. Por el contrario, utilizamos el plasma en todos los procedimientos con implantes dentales, favoreciendo, de esta manera, el proceso de osteointegración de estos. En este sentido, además de acelerar el proceso, también se consigue una mayor calidad de la masa ósea.
  • Extracciones dentales. Cuando debemos extraer la pieza dental de un paciente, hacemos uso del plasma rico en factores de crecimiento para, precisamente, regenerar y reparar el hueso alveolar. En estos casos, la aplicación se realiza después de la extracción, de manera que consigue estimular el crecimiento de la masa ósea y el mantenimiento del volumen de esta.
  • Tratamientos periodontales. En los tratamientos de Periodoncia, la aplicación de plasma nos ayuda a la regeneración del hueso y a la cicatrización de los tejidos gingivales.

¿Quién puede someterse a un tratamiento con plasma rico en factores de crecimiento?

Cualquier paciente que presente una salud bucodental adecuada puede someterse a la aplicación de plasma rico en factores de crecimiento, ya sea niño, adolescente o adulto. Se trata, por lo tanto, de una técnica que no conlleva ningún tipo de riesgo y es aplicable en cualquier momento de la vida.

Por otra parte, la utilización del plasma en algunos de estos tratamientos está especialmente indicado en pacientes fumadores y diabéticos. En estos casos, existe una mayor tendencia a padecer infecciones, así como una peor cicatrización de las heridas.

¿Cuáles son las ventajas de su aplicación?

La aplicación de plasma rico en factores de crecimiento, por lo tanto, presenta una serie de ventajas para el paciente:

  • Reduce las posibles complicaciones después de una cirugía, como la inflamación de los tejidos o la alveolitis.
  • Acelera y mejora la osteointegración de los implantes dentales.
  • Permite regenerar la masa ósea de los maxilares y colocar implantes donde antes era impensable.
  • Disminuye el dolor y las molestias locales.
  • Evita el riesgo de
  • Acorta los tiempos de recuperación.
  • Estimula la regeneración alveolar después de una extracción.

Si necesitas más información sobre nuestros tratamientos, puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 91 613 98 52 o a través del formulario de nuestra página web. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!