reconstrucción dental

La reconstrucción dental es uno de los procedimientos que llevamos a cabo como parte de los tratamientos de la odontología conservadora. Es decir, aquellos con los que, siempre que es posible, tratamos tus dientes naturales para evitar su extracción y la posterior colocación de implantes. El objetivo principal, por lo tanto, es conservar los dientes, tanto estética como funcionalmente.

En este artículo, desde nuestra clínica dental en Alcobendas, te explicamos cuándo es necesaria la reconstrucción dental y qué tipos existen.

¿Cuándo es necesaria la reconstrucción dental?

La reconstrucción dental puede ser necesaria en diferentes situaciones, entre las que destacamos:

  • La fractura de la corona de un diente o una muela, debido a un golpe o a una caída. Esta situación no solo afecta a la estética de la sonrisa, sino también a la salud bucodental en general. Un traumatismo dental puede provocar, además, la movilidad de los dientes afectados, daños en el hueso e incluso la pérdida de la pieza. Por otra parte, cuando la fractura es parcial, podemos optar por la reconstrucción con composites o incrustaciones.
  • La presencia de caries dentales, que requieren, después de su eliminación, la obturación con un empaste. En casos más graves, cuando la infección provocada por la caries penetra hacia el interior del diente y es necesaria una endodoncia, además de la obturación, puede requerirse la colocación de una corona dental.

¿Qué tipos existen?

En función de la situación y de las necesidades de cada persona, podemos optar por un tipo u otro de reconstrucción dental. Las más habituales son:

  • La colocación de carillas estéticas de composite, porcelana u otros materiales, unas finas láminas que se adhieren a la cara externa de los dientes para modificar su color, forma o posición, pero que también ayudan a rediseñar la sonrisa en estos casos.
  • Reconstrucciones con perno o poste de fibra de vidrio y corona, indicada cuando se ha realizado una endodoncia y se ha rebajado mucho la estructura de la pieza dental, de manera que no es posible que sostenga por sí misma la corona.
  • Las incrustaciones dentales, que se utilizan en los molares que han perdido gran parte de su estructura y se encuentran muy deteriorados. Para llevarlas a cabo, sin embargo, las piezas deben conservar su forma anatómica. Las incrustaciones se realizan a medida de la zona que se debe reconstruir, cementándose a ellas.

 

En Smile Me, somos expertos en los tratamientos con reconstrucciones e incrustaciones dentales, gracias a la formación y la experiencia de la Dra. Gabriela Díez. Para más información o para pedirnos una cita, puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos 916 139 852 / 650 919 900 o dejándonos tus datos en el formulario de nuestra página web.